La Poesía Celestial

poesía

Un renombrado artista, cuyo nombre, irónicamente, no recuerdo, dijo una vez que la poesía es el arte más difícil para un escritor. Más fácil es escribir una novela, en donde se cuenta con cientos de páginas para narrar una historia y transmitir la esencia de lo que se quiere decir. Un poco más difícil es escribir un relato corto, ya que el espacio para expresar una esencia particular se ve más reducido. Y lo más difícil de todo, es la poesía, en donde sólo se tiene como formato unos cuantos versos para transmitir una esencia, un sentimiento, y la totalidad de lo que resuena dentro del artista.

No sé si estoy de acuerdo con esta definición o no. Me parece que escribir una novela tiene sus propias dificultades, que aunque sean diferentes a aquellas relacionadas a escribir poesía, no considero menos complicadas. Pero entiendo a qué se refiere. La Poesía es inspiración pura hecha palabras. Escribir buena poesía, palabras con trasfondo, sustancia, emoción, y forma, es un arte sumamente complicado. Hay muchos más buenos escritores, que buenos poetas. Y es por lo intricado que resulta componer poesía que este arte se ha visto mermado a través de los años. Ya casi nadie escribe poesía. Ni hablar de buena poesía.

apolo

Apolo, el antiguo dios griego del sol, el tiro con arco, y las artes, convocaba a sus nueve musas cada vez que sentía ganas de crear. Eran nueve musas en total, cada una de ellas dedicada a un arte en particular. No considero una coincidencia que Apolo requería no de una, sino de dos musas para inspirarse al crear poesía. Tenemos a Erato, la musa de la poesía amorosa, que lleva una corona de mirto en su cabeza y una lira en sus manos, y también a Calíope, la musa de la poesía épica, quien porta una corona de oro y se expresa con suma elocuencia. Se necesitan de dos musas, no solo de una, para comprender todo lo que la poesía puede ofrecer.

No me jacto de ser una gran poeta. He llenado un número de cuadernos con mis versos aficionados, pero lo mío es la novela. Aún así, gozo de leer y absorber buena poesía. Nada eleva al ala más–salvo la música–que perderse en unos buenos versos inspirados que nutren el alma y ensalzan el corazón. Apolo veneraba la poesía, y con razón. Es una de las pocas formas de arte que nos permiten realmente trascender lo humano para entrar en el reino de lo divino, de lo puramente celestial.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s